Los funerarios responden ante el Decreto de Gobierno de la Generalitat

La Asociación Nacional de Empresas de Servicios Funerarios (PANASEF) su “total desacuerdo” con las medidas acordadas por el Gobierno catalán sobre los precios máximos del sector, que cree “no fundamentadas, intervencionistas y rara vez vistas en el período democrático”.

Intervención de los servicios funerarios en Cataluña

En un comunicado, la asociación remarca que es “absolutamente incierto” que se hayan incrementado precios en las últimas semanas y afirma que “siguen siendo los mismos antes y durante esta pandemia, públicos y conocidos por la autoridad competente”.

Las empresas funerarias tachan por ello de “medidas no fundamentadas, intervencionistas y rara vez vistas en el período democrático” las acordadas por la Generalitat, sin alcanzar a entender su “objetivo final”.

Los integrantes de la entidad argumentan, asimismo, que se han dejado de prestar y de facturar “importantes servicios funerarios” como las salas de vela, ceremonias y otros artículos complementarios, como consecuencia de las diferentes órdenes para preservar la salud pública.

Por otra parte, recuerdan que el porcentaje de aseguramiento de los servicios del sector es “altísimo” y que las defunciones por coronavirus están “cubiertas”, igual que sucede “con otras enfermedades contagiosas, según las condiciones de las pólizas contratadas”.

Destacan que la PANASEF siempre ha defendido que antes de la contratación de un servicio funerario se disponga de un presupuesto por escrito para evitar “cualquier suspicacia” sobre los servicios contratados y sus precios y agregan que el “esfuerzo” de los profesionales funerarios y las empresas estos días “tristes está siendo ejemplar”.

La asociación no obvia que los trabajadores de este ámbito “exponen” su salud personal en un trabajo “incesante” durante las 24 horas del día, “ofreciendo a la sociedad un servicio imprescindible”.

A la vez, quiere dar visibilidad a unos profesionales que “tradicionalmente son ignorados en la enorme labor que realizan”, aunque sean “el último eslabón de la cadena sanitaria”, y “sin su trabajo, el problema que padece toda España estos días sería insostenible”.

Concluye recordando que las diferentes empresas de todo el Estado colaboran entre ellas “para ayudar a zonas especialmente afectadas”.

Vía: Revista Adiós Cultural.

Funespaña