El Ministerio de Sanidad publica el procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19

El Ministerio de Sanidad ha publicado el procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19 en el que recomienda que no se realicen autopsias a los fallecidos.

El ministerio ha explicado que, por el momento, es una guía específica para el manejo de cadáveres de personas fallecidas por COVID-19, pero

“puede ser de aplicación lo contemplado en las Directrices de la Organización Mundial de la Salud publicadas en 2014 sobre Prevención y control de las infecciones respiratorias agudas con tendencia epidémica y pandémica durante la atención sanitaria”.

El cadáver, especifica,

“debe introducirse en una bolsa sanitaria estanca biodegradable y de traslado con ataúd, que reúna las características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior, estanqueidad e impermeabilidad, tal y como está establecido en la Guía de consenso sobre Sanidad Mortuoria. La introducción en la bolsa se debe realizar dentro de la propia habitación de aislamiento”.

Dicha bolsa se deberá pulverizar con desinfectante de uso hospitalario o con una solución de hipoclorito sódico que contenga 5.000 ppm de cloro activo. Si el cierre de la bolsa es de cremallera, se procederá al sellado utilizando pegamentos u otras sustancias que aseguren la estanqueidad de la cremallera.

Documento oficial del Ministerio de Sanidad

Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19

Enlaces de interés

Funespaña