El tanatorio de Tarragona tendrá nuevas salas para las familias, restaurante y un segundo crematorio

La Empresa Mixta de Serveis Fúnebres Municipals de Tarragona (51% Ayuntamiento de Tarragona y 49% Funespaña) ha anunciado una inversión de 1,3 millones de euros a lo largo de este año para la realización de varias obras de mejora en el actual tanatorio.

Según ha explicado el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, en Diario de Tarragona en el nuevo edificio que se construirá junto al actual se habilitará una sala donde poder hacer ceremonias íntimas en caso de familias pequeñas. Además, el edificio actual contará con una sala más grande donde las familias podrán agilizar los primeros trámites.

También habilitará un espacio anexo que comunicará con el actual, en el que se instalará un segundo horno crematorio. Clara Viñas, gerente del tanatorio, señala que:

“Funespaña pretende dar una atención más personalizada con las familias y modernizar el servicio de crematorio para entregar las cenizas con menos tiempo. Actualmente, en Tarragona el 42,5% de los fallecidos son incinerados”.

La idea, explica Viñas es que:

“El nuevo edificio conecte con el actual a través de la sala donde hasta hace unos meses estaba la cafetería”.

El alcalde Pau Ricomá explica en el diario que “convertiremos ese espacio en una zona de descanso para los familiares en caso de no querer estar en la sala de velatorio”. También se ha previsto una nueva sala para celebrar ceremonias más íntimas.

Las obras de modernización del edificio del tanatorio también contemplan la instalación de un restaurante que funcionará con el mismo horario del centro (ocho y media de la mañana a diez de la noche) y se ofrecerá un menú de medio día y un servicio de catering para las salas. La gestión del restaurante saldrá próximamente a concurso, según anunció el alcalde Ricomà en Diari de Tarragona. También se remodelará el espacio verde del tanatorio para hacerlo más cómodo para los visitantes.

Funespaña